Posts Tagged ‘Feria de Bolonia’

Feria de Bolonia 2009

13 abril 2009
Material traido de Bolonia.

¡Mi mesa a la vuelta de Bolonia!

BSO: Bob Dylan.

De mi primera -y espero que no última- experiencia en la Feria de Bolonia sólo puedo decir que ha sido IMPRESIONANTE. Durante las semanas que han pasado desde que volví de allí, poco más he podido articular, de ahí que haya tardado en decidirme a escribir estas líneas. Tanto talento junto impresiona, ilusiona, carga las pilas pero, también, abruma.

Reconozco que no esperaba encontrarme con un evento de semejante tamaño. Al tratarse de nuestra primera visita a la feria el primer día quisimos verlo todo y fue realmente agotador. Afortunadamente, pronto descubrimos que, al menos en lo que respecta a las editoriales y sin que suene mal, hay bastantes cosas prescindibles lo que da la tranquilidad de ganar tiempo para disfrutar de las que realmente interesan. Algunos stands invitaban poco o nada a entrar… se notaba que allí iban a lo que iban, al negocio, claro. En este sentido me sorprendió la cantidad de comerciales que poblaban los pabellones, creo que era una especie que, desde mi falta de experiencia, no había contemplado encontrar.

Disfruté enormemente en los stands de editoriales como Le Rouergue, Éditions du Seuil, Orecchio Acerbo o Corraini; en los de países como Polonia, Taiwan o República Checa, que nivel de edición!!!; en la exposición de ilustradores -impresionante el trabajo de Roberto Inoccenti- y, cómo no, en el Meeting Point de los ilustradores, donde todos se esfuerzan por destacar su trabajo.

Menos mal que tuve la precaución de llevar la maleta medio vacía, así pude traer de vuelta toneladas de catálogos de editoriales, tarjetas de ilustradores que me gustaron especialmente y que sigo ya por la red; algún que otro libro como Every Friday, de Dan Yaccarino, que recibió una mención en los premios de este año; y una enorme lista de deseos con títulos que espero ir consiguiendo poco a poco.

Ahora sólo me queda superar la sensación de estar sobrepasada por lo visto en Bolonia y… ¡ponerme manos a la obra!